FISIOTERAPIA

Te ayudamos a lograr tus objetivos. El ciclismo es mucho más que montar en bicicleta: el fortalecimiento, la alimentación y el descanso son fundamentales para nuestro rendimiento. Constantemente, los ciclistas aficionados abandonamos temporalmente nuestra pasión ciclista por alguna lesión derivada de malas posturas, sobrecargas o prácticas inadecuadas.

Para el préstamo del servicio es obligatorio que el paciente diligencie el formato de consentimiento informado sobre el riesgo de contagio del Covid-19 y el formato de atención fisioterapéutica en persona (consulta domiciliaria).

Al inicio de todo proceso de rehabilitación es indispensable una valoración. Es aconsejable que el paciente cuente con imágenes diagnósticas, como resonancias, radiografías y/o ecografías para orientar el proceso de rehabilitación. Si no cuentan con estos apoyos, la profesional puede realizar un diagnóstico base.

Cotizar Ahora

Categoría:

¿Cómo prestamos el servicio?

Prestamos el servicio a domicilio, para lo cual es necesario que el usuario y sus familiares o quien lo acompañe durante las sesiones usen permanente el tapabocas. También es necesario que cuente con alcohol, jabón líquido y toallas de papel. El servicio deberá ser confirmado por lo menos con 24 horas de anticipación.

La valoración del paciente dura aproximadamente 30 minutos, mientras la sesión de fisioterapia toma entre 50 y 60 minutos.

El número de sesiones de rehabilitación dependerá al diagnóstico, las condiciones de salud y la gravedad de la lesión de la persona.

Rehabilitación de lesiones

Direccionado para personas que estén interesadas en mejorar su rendimiento físico, prevenir futuras lesiones y potencializar sus condiciones físicas, por medio de sesiones guiadas personalizadas.

Fortalecimiento: Actividades focalizadas o direccionadas a evitar las lesiones. Es usual trabajar con bandas, peso, ejercicios de resistencia y balón terapia. Nuestro proceso hace énfasis en trabajos para ciclistas que incluye el trabajo abdominal, lumbar y glúteo medio, fundamentales para evitar lesiones.

Equilibrio y estabilidad: Actividades para potenciar el equilibrio y la coordinación a través de ejercicios estáticos, dinámicos, de agilidad y precisión, que se ejecutan con diferentes bases y terrenos inestables y otros objetos que ayuden a ganar una mayor percepción de la posición del cuerpo en el espacio.

Flexibilidad: Siendo ésta una cualidad física de fácil deterioro por lo que es fundamental su práctica diaria, especialmente, después de las jornadas de entrenamiento con el fin de recuperar la elasticidad normal del músculo. Muchas lesiones son consecuencia de una falta de estiramiento adecuado y oportuno.

Masaje deportivo: Si la actividad deportiva es continua y exigente, es importante hacer masajes de descongestión por lo menos una vez a la semana. El masaje linfático, como se le conoce a este procedimiento, se ejecuta con el uso de geles o cremas y compresas calientes, a lo que suma un conjunto de estiramientos.

Adicionalmente, se utilizan geles fríos, vendaje funcional, cross tape (otro tipo de vendaje funcional) y electroterapia.

Acondicionamiento físico

Son actividades encaminadas a mejorar el rendimiento físico, tanto sobre la bicicleta como fuera de ella, una combinación entre pedaleo y fortalecimiento en tierra que ayuda a los deportistas a lograr sus objetivos.

Plan de trabajo: De acuerdo con las condiciones físicas de la persona y sus objetivos (salud, competencia o salidas recreativas) se desarrolla un plan de trabajo en el que se especifica la frecuencia, intensidad y duración de las actividades a realizar.

Para las personas interesadas en participar en competencias como grandes fondos, lo recomendado es empezar el trabajo de preparación, entre tres y cuatro meses de antelación. En ese periodo, los atletas desarrollan trabajo de base, intervalos, velocidad y resistencia.

Abrir el chat
¿Necesitas mas información?